¿Tu bebe y mascota juntos? ¡Por supuesto es posible!

Para muchas relaciones, los primeros “niños o hijos” son las mascotas, con ellas aprenden la responsabilidad de cuidar de un ser vivo como pareja, pero… ¿Qué pasa con tu mascota cuando llega al hogar un BEBÉ?

¿Qué reacción tendrá ante la posible pérdida de atención? Aquí te damos algunos consejos de cómo manejar la situación sin que ninguna parte salga afectada.

  • Lo primero es delimitar espacios poco a poco, es decir no permitir que se suba a la cama (en caso de que lo haga) empiecen a educar a tu mascota a que no juegue demasiado brusco y si quieren prohibir la entrada a algún lugar específico háganlo con anticipación, es decir que los cambios comiencen desde el embarazo delimitando espacios, está será la manera más eficaz de que tu mascota respete lugares a los cuales no debe entrar por ejemplo el cuarto del bebé. Después poco a poco y cuando el bebé tenga el sistema inmunológico fuerte, pueden hacer la presentación oficial, permitiendo que lo olfateé cuidando de que no lo lama, o muerda.
  • Es de gran importancia mencionar que tu mascota debe tener completas sus vacunas, pero principalmente sus desparasitaciones al día, de esta manera podremos prevenir contagios de parásitos del animal a la familia o infecciones. Recuerda que una mascota con su carnet de salud completo, no es ningún problema ni riesgo de salud para la familia.
  • Es probable que los primeros días tu mascota se encuentre un poco curiosa o triste y es normal, mímala lo más que puedas y recompénsala de vez en cuando para animarla con Golocan y Golomiau, éstas siempre funcionan siempre funcionan.
  • Sean pacientes al momento de la llegada del bebé, recuerden que no solo es un cambio grande para ustedes sino para tu perro o gato también, cuando llegué el bebé, con el paso de los días acérquenlo cuidadosamente, que pueda identificar el olor del nuevo integrante, tomando la distancia precavida para evitar cualquier tipo de peligro, solo que sienta la presencia, el sonido del llanto, los balbuceos y se dé cuenta que ahora no es el único que obtendrá atención y cuidados dentro de casa.
  • Traten de no cambiar la rutina que tenían con su mascota, es decir, sáquenlo a pasear a la misma hora, jueguen con él y aliméntenlo en el mismo horario. Es muy importante que se de cuenta que el bebé no es una competencia, hagan actividades juntos, den el mismo cariño como antes y acarícienlo constantemente, que sienta que no está siendo reemplazado, al contrario, está ganando un nuevo amigo. Incluso pueden ir a pasear toda la familia, que tu mascota se sienta parte del grupo es importante para él, recuerda muchos animales domésticos antes vivían en manadas y ahora tú y tu familia son parte de su manada.
  • Verás que poco a poco se hará una familia y tu mascota no verá a tu bebé como una amenaza, si no toman con cuidado este tema, tu mascota podría tornarse un tanto violenta o con problemas de comportamiento para llamar la atención. El cariño para los 2 es diferente, al principio es como difícil para ambos, pero con tiempo se adaptan y terminan queriéndose mutuamente.
  • Si quieres que tu hijo crezca cuidando y respetando a otros seres vivos, te

Cuando menos lo imagines, tu bebé crecerá y serán grandes amigos, ahora tu responsabilidad es que aprenda a respetar y valorar las vidas de otros seres vivos, las mascotas siempre son nobles y agradecidas con sus dueños, siempre protegen a los suyos, he escuchado maravillosas historias de como las mascotas cuidan, protegen y hasta han prevenido accidentes al avisar a los padres del peligro de sus bebés. Así que no te preocupes por la adaptación, será lenta pero al final el resultado será maravilloso. 

No regales o hagas a un lado a tu mascota por la llegada de tu bebé, recuerda que con ella aprendiste a ser responsable de otro ser vivo y te acompañó en las buenas y en las malas siempre, sigue estos consejos son sencillos y te evitarás muchos problemas con tu mascota.

Dejá un comentario

Your email address will not be published.